martes, 18 de octubre de 2011

Piden 23 y 18 años de cárcel para la pareja acusada de apropiarse de un hijo de desaparecidos

La querella pidió una pena de 23 años de cárcel para el suboficial de inteligencia del Ejército Luis Tejada y 18 años de prisión a su esposa, Raquel Quinteros, por la apropiación del joven Jorge Guillermo Martínez Aranda, hijo de una pareja de desaparecidos.

Las querellas unificadas de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo y Emilio Goya, medio hermano del joven apropiado, consideraron que Tejada “es co-autor penalmente responsable del delito de retención y ocultación de un menor y autor de los delitos de alteración del estado civil de un menor, uso de documento falso y falsedad ideológica en instrumento público destinado a acreditar la identidad de las personas”.

Por su parte, para los querellantes, Quinteros es “co-autora penalmente responsable del delito de retención y ocultación de un menor, artículo 146 del Código Penal, y partícipe necesaria de los delitos de alteración del estado civil, uso de documento falso y falsedad ideológica en instrumento público”.

Los abogados de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, María Inés Vedia y Mariano Gaitán, consideraron que “no resulta ser un atenuante” el hecho de que el apropiado considerara al matrimonio Tejada-Quinteros como “sus padres del corazón”, porque entendieron que “el Tribunal debe juzgar la conducta de los imputados y no los sentimientos de la víctima”.

Además los letrados solicitaron al Tribunal Oral de San Juan, que “declare que los hechos juzgados configuran el delito internacional de desaparición forzada de personas, en perjuicio de Jorge Guillermo Martínez Aranda, hijo de Luis Francisco Goya y María Lourdes Martínez Aranda”.

También pidieron que el delito, “se declare crimen de lesa humanidad, que formó parte del ataque sistemático y generalizado contra la población civil, perpetrado por las Fuerzas Armadas durante la última dictadura sufrida en nuestro país”.

También pidieron enviar al juzgado de primera instancia los antecedentes para que los hermanos del suboficial, Oscar Alfredo Tejada y María Esther Tejada, sean procesados por falso testimonio o como co-autores del delito de “ocultación del menor”.

Por último, los abogados querellantes también pidieron que el testimonio del testigo protegido Antonio Cruz, sea remitido al Tribunal Oral Federal 6 de la Capital Federal, “por resultar de interés en el marco de la causa 1351, donde se juzga la responsabilidad de los altos mandos de las Fuerzas Armadas por la implementación de un plan sistemático de sustracción de niños, hijos de desaparecidos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada