viernes, 28 de octubre de 2011

Condenan a 12 años de prisión al apropiador de Jorge Guillermo Martínez Aranda

Es por un caso de apropiación de un menor durante la última dictadura. El Tribunal Oral Federal de San Juan fijó este martes la pena de 12 años de prisión para el ex suboficial Luis Tejada y de 5 años de prisión para su esposa, Raquel Josefina Quinteros.

El Tribunal Oral Federal de San Juan condenó esta tarde a 12 años de prisión al sargento de inteligencia del Ejército Luis Alberto Tejada, que deberá cumplir en una cárcel común, y a cinco años de prisión domiciliaria a su esposa, Raquel Quinteros, al encontrarlos penalmente responsables de la apropiación de Jorge Guillermo Martínez Aranda, hijo de una pareja desaparecida en agosto de 1980 y hermano del militante de HIJOS Chaco y funcionario del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, Emilio Goya.

El que por aquel entonces era un bebé, es hijo del militante montonero Francisco Luis Goya y la ingeniera mejicana María Lourdes Martínez Aranda, había nacido en España a fines de 1979 y traído al país por sus padres en el marco de la operación denominada "Contraofensiva de Montoneros". La pareja y el niño, ingresaron al país por el paso de Los Libertadores de Mendoza, pero fueron detenidos y llevados a la localidad de Punta de Vacas "donde fueron interrogados, torturados y separados del niño", según dijo un testigo protegido.

Aunque no se sabe qué fue de sus padres, la criatura fue llevada a la sede del destacamento de Inteligencia 144 en el centro de la ciudad de Mendoza y fue de allí de donde el suboficial Luis Tejada se lo llevó, porque según él mismo declaró "fue por orden de un superior", aunque tiempo después lo inscribió como hijo propio.

En el juicio el apropiador reconoció que consiguió un certificado médico de nacimiento falso y que con ese documento inscribió al bebé como hijo propio bajo el nombre de Carlos Alberto Tejada en el Registro Civil del departamento de Rivadavia de San Juan.
Tejada le había dicho a su esposa que el niño era hijo suyo y producto de una relación extramatrimonial, y por su propia confesión, se sabe que recién 28 años después, en el año 2008, cuando la Policía Federal allanó su casa para recolectar muestras de ADN del joven apropiado, le contó la verdad.

El veredicto de los jueces Hugo Echegaray de San Juan, Raúl Fourcade de San Luis y Héctor Cortéz de Mendoza, resultó menor a lo que pidió la parte querellante ejercida por la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, que fue de 23 años de prisión para Tejada y 18 años de cárcel para la mujer.

También la pena impuesta, fue menos de lo que pidieron para la pareja los fiscales Mateo Bermejo y Dante Vega, que solicitaron 14 años para el militar y 8 para su esposa, en tanto que los defensores Eduardo San Emeterio y Humberto Conti Pico habían pedido la absolución de los imputados al considerar que no habían sido probados los delitos que se imputaban.

La resolución de los jueces no dejó conformes a los abogados de la querella unificada del hermano del joven apropiado y militante de HIJOS Chaco Emilio Goya y la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, María Inés Vedia y Mariano Gaitán, quienes dijeron que "esperábamos una condena mayor en virtud de la gravedad de los delitos cometidos" y anticiparon que "una vez que se conozcan los fundamentos de los jueces, se analizará con detenimiento la sentencia".

FUGA
Los jueces también dictaron la prisión preventiva y determinaron que el suboficial Luis Tejada sea llevado de inmediato al Penal de Chimbas de San Juan, "ante el alto riesgo de fuga por la severidad de la condena", pero dispuso que su esposa, Raquel Quinteros, permanezca en su casa del Barrio Camus de San Juan con detención domiciliaria por entender que "presenta un atenuado riesgo de fuga".

El Tribunal también dispuso enviar al juzgado de primera instancia los antecedentes, para que los hermanos del suboficial condenado, Oscar Alfredo Tejada y María Esther Tejada, sean procesados por falso testimonio o como co-autores del delito de ocultación del menor, como lo habían pedido la querella y la fiscalía.

También decidieron que el testimonio del testigo protegido Antonio Cruz, sea remitido al Tribunal Oral Federal número 6 de la Capital Federal, "por resultar de interés en el marco de la causa 1351, donde se juzga la responsabilidad de los altos mandos de las Fuerzas Armadas" por la implementación de un plan sistemático de sustracción de niños, hijos de desaparecidos.

También remitirán todos los registros del juicio realizado en San Juan, al Juzgado Federal número 1 de Mendoza, que en la causa 663 F, investiga la desaparición de Francisco Luis Goya y María Lourdes Martínez Aranda, que son los padres del niño apropiado por Tejada y su mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada