martes, 25 de octubre de 2011

La hija de Zelmar Michelini declaró en el juicio por el robo de bebés

Margarita Michelini contó su experiencia de detención en el centro clandestino Automotores Orletti junto a su compatriota Sara Méndez, a quien los represores argentinos le su hijo recién nacido. Además, Margarita aseguró que el crimen de su padre en Buenos Aires en 1976 se cometió "siguiendo un plan de eliminación de dirigentes políticos democráticos" en el marco del Plan Cóndor coordinado por las dictaduras cívico-militares latinoamericanas.

La mujer fue citada por el Tribunal Oral Federal 6 y declaró por videoconferencia desde Uruguay para dar cuenta de su propia experiencia como víctima de la represión ilegal en el marco del Plan Cóndor, ya que fue secuestrada y llevada al centro clandestino de detención Automotores Orletti poco después del crimen de su padre.

Zelmar Michelini se había instalado en Buenos Aires, donde fue secuestrado y apareció asesinado el 20 de mayo de 1976 junto con otras cuatro víctimas, el también legislador uruguayo Héctor Gutiérrez Ruiz, Rosario Barredo, William Whitelaw y Manuel Liberoff.

Una de sus hijas, Margarita, junto con su marido, habían seguido sus pasos con el bebé de ambos debido a la militancia política que tenían en Uruguay y aconsejados por el legislador. En julio de 1976, ella fue secuestrada junto a su entonces marido en la localidad de Villa Martelli, donde la dejaron entregar su hijo de 20 meses a unos vecinos.

Allí estuvo con otra uruguaya, Sara Méndez, a quien los represores argentinos robaron su bebé nacido en el centro clandestino. Ambas fueron luego llevadas a su país en un vuelo con varias víctimas del accionar conjunto de las dictaduras latinoamericanas.

"Hacía muy poquito que había tenido a su bebé", contó hoy Michelini, quien conocía a Méndez porque era maestra y había enseñado a alguno de sus diez hermanos en su país natal. Michelini confirmó que el bebé de Méndez fue apropiado en Argentina y que un represor uruguayo viajó desde ese país para intentar recuperarlo "pero volvió con las manos vacías" cuando resolvieron "blanquearlas" a ella y a la maestra, "en una farsa de juicio".

"Nos iban a mostrar en una farsa diciendo que intentamos invadir Uruguay pero se encontraron con la situación de que no estaba el hijo de Sara y eso provocó revuelo, algo no les cerraba porque querían decir que nos llevaron presos desde Argentina, donde había quedado el bebé", recordó.

El recién nacido fue encontrado en una búsqueda que hizo otro de los hermanos Michelini, Rafael, legislador uruguayo, 25 años después. Se trata de Simón Riquelo, quien fue abandonado en una clínica del norte bonaerense y adoptado por una familia, cuyos integrantes declararan como testigos en el juicio.

Sobre su paso por Orletti antes de ser parte del primer vuelo que llevó secuestrados uruguayos al país vecino, Michelini recordó que compartió cautiverio con dos hermanos del ex líder del ERP, Roberto Santucho, y la esposa de otro de sus hermanos, que estaba embarazada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada