martes, 28 de junio de 2011

Testimonió el único sobreviviente de la familia Lanoscou

El único sobreviviente de la familia querellante recordó el secuestro de su hermano

El único sobreviviente de la familia Lanoscou, querellante en la causa por la identidad de los hijos adoptivos de la directora de Clarín, recordó ayer que vecinos aseguraron que militares se llevaron una beba de la casa donde murieron su hermano, su cuñada y otros dos hijos de la pareja.

David Lanoscou declaró como testigo en la causa que juzga el robo de bebés en la última dictadura y recordó ante el Tribunal que vecinos de su hermano dijeron haber visto a militares llevarse a la beba, tercera hija del matrimonio que sobrevivió.

Esa beba sospecha podría ser Marcela Noble Herrera, quien acaba de someterse a una extracción de sangre y saliva para ser entrecruzada en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

En el juicio el testigo se refirió a esta sospecha relativa a que la hija adoptiva de Ernestina Herrera de Noble podría ser su sobrina Matilde, la única sobreviviente de la incursión de militares en la casa familiar el 3 de noviembre de 1976.

Allí fueron asesinados Roberto, Bárbara Miranda y los hijos de ambos Barbarita y Robertito, de 4 y 6 años, recordó.

Los atacantes eran miembros de la "Escuela de Comunicaciones de Campo de Mayo" y difundieron la versión "fraguada" sobre la muerte de cuatro subversivos, cuando dos de ellos eran los pequeños niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada