viernes, 6 de mayo de 2011

Piden nuevamente que el Cardenal Bergoglio declare en los juicios por robos de bebés en la dictadura

La fiscalía y las Abuelas de Plaza de Mayo exigieron que el prelado declare lo que sabe de la desaparición de los hijos de militantes.

La fiscalía y las Abuelas de Plaza de Mayo reclamaron hoy ante el tribunal que juzga la existencia de un plan sistemático por el robo de bebés nacidos en cautiverio que sea citado a declarar el cardenal primado de la Argentina Jorge Bergoglio, quien volvió a ser mencionado en un juicio por crímenes de lesa humanidad.

El jefe de la Iglesia católica argentina fue mencionado en  relación con el caso del nacimiento y apropiación de la nieta de una de las fundadoras de las Abuelas de Plaza de Mayo, Alicia "Licha" de la Cuadra.
A viva voz la hija de "Licha", quien falleció en 2008 a los 93 años, le reclamó al Tribunal Oral Federal 6, que juzga entre otros a los ex dictadores Jorge Videla y Reynaldo Bignone por la apropiación de las criaturas hijas de desaparecidos, que lo cite a declarar a Bergoglio como testigo.

"Es la tercera vez que lo pido ante un tribunal: lo vamos a citar para que declare o no lo vamos a citar para que declare", exigió Estela de la Cuadra, hermana de Elena de la Cuadra, actualmente desaparecida, madre de "Ana", la criatura que nació en cautiverio el 16 de junio de 1977 en la comisaría 5ta de La Plata.

Ante la pregunta de la testigo, la presidenta del tribunal,  María del Carmen Roqueta, le respondió que "en estos momentos no podemos resolver nada", pero al término de la audiencia las querellas, entre ellas de Abuelas, y el fiscal Martín Nickinson, pidieron que Bergoglio sea citado a declarar en la causa. La criatura también es hija de Carlos Baratti, un obrero de YPF, cuyo cuerpo apareció en un balneario de la costa atlántica, luego de haber sido arrojado al mar en los llamados "vuelos de la muerte".

La mujer recordó que en la causa por lo crímenes cometidos en la ESMA, el Tribunal Oral 5 que juzga entre otros a Alfredo Astiz, se constituyó en el Episcopado para tomar declaración testimonial a Bergoglio, diligencia durante la cual habría asegurado que se había enterado "hace más o menos diez años que había desaparecidos".

"Eso es absolutamente inmoral", enfatizó la testigo quien a la vez es querellante en la causa, y que aportó abundante documentación respecto del derrotero que siguieron las Abuelas de Plaza de Mayo desde 1977, reclamando por la aparición de los nietos desaparecidos desde 1976.

Entre esos reclamos mencionó además los pedidos individuales que efectuaron sus padres antes de fundarse la entidad, y entre ellos mencionó las entrevistas con Bergoglio cuando éste era Provincial de la Companía de Jesús de la órden de los Jesuitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada